Rayos X, la apuesta por la seguridad alimentaria

Los fabricantes de alimentos deben invertir en equipos de inspección de rayos X para fortalecer la seguridad alimentaria.

Rayos X, la apuesta por la seguridad alimentaria

Sin duda, la pandemia causada por el COVID-19 ha transformado el panorama manufacturero internacional, especialmente en el caso de las empresas de alimentos y bebidas, las cuales están buscando formas de optimizar sus eficiencias de producción y proporcionar productos más seguros.

Ante este panorama, las empresas pueden apostar por soluciones de inspección, que aunque requieren de una inversión considerable, los costos de no tenerlas pueden ser más altos. En materia de seguridad alimentaria puede haber problemas de calidad causados por los contaminantes físicos y por el incumplimiento de las normas.

Así, los sistemas avanzados de rayos X pueden detectar mejor los contaminantes físicos, incluso en productos difíciles de leer, para reducir la cantidad de falsos rechazos durante la producción y el procesamiento de alimentos. Los falsos rechazos se producen a nivel individual o de lote cuando se rechaza un producto "bueno" si se considera contaminado o inutilizable. Si un fabricante no está seguro o no puede confirmar mediante métodos de inspección precisos que el artículo o lote es seguro, no correrá el riesgo de mantener ese producto tal como está.

Además de identificar correctamente los contaminantes de materiales extraños, los sistemas de inspección pueden realizar simultáneamente importantes controles de calidad, como el peso, el nivel de llenado y el recuento de componentes, y determinar si los materiales extraños han afectado al sello adecuado del paquete.

Estas máquinas también se encargan de las ineficiencias que a menudo provocan costosos tiempos de inactividad. "Ahora es el momento de que los fabricantes identifiquen las áreas que están causando pérdidas", dice Christy Draus, gerente de marketing de Eagle Product Inspection.

Si se ha tomado la decisión de invertir en un nuevo sistema de rayos X, una empresa puede tomar medidas adicionales para evaluar qué máquina es la mejor para su funcionamiento. Eagle trabaja estrechamente con las compañías para determinar la verdadera probabilidad de detección de posibles contaminantes en sus líneas de productos, basándose en diferentes variables, empaques y procesos.

      Embed

"Determinar la verdadera probabilidad de detección da a las compañías un grado de confianza de que las variables han sido consideradas y examinadas. Esto también proporciona una indicación precisa del rendimiento esperado de una máquina a lo largo del tiempo en su línea", explica Draus.

Otro paso importante es trabajar para calcular el coste total de propiedad (TCO) del nuevo equipo, desde el costo inicial de compra, instalación y puesta en marcha del sistema, así como el costo de funcionamiento de la maquinaria año tras año. "El rendimiento es una consideración crucial para determinar el costo total de propiedad. Un sistema de rayos X eficiente y de alto rendimiento que sea fiable a lo largo del tiempo y que pueda mejorar la integridad, la calidad y la seguridad del producto, conducirá al más alto valor de propiedad", dice Draus.

Fuente: Packaging Strategies

Ir a versión Web